martes, 8 de octubre de 2013

Resumiendo el verano

Hacía tiempo que no me sentaba a escribir, después del accidente de los Aquilianos con la luxación de hombro y el posterior parón, que hechó por tierra toda la preparación y el principal objetivo de la temporada, el reto de La Travesera, me entró el clásico bajón del yonqui de las carreras, tres semanas con el brazo en cabestrillo, paseando por La Candamia viendo al personal trotar y poniendoseme los dientes más largos que a Drácula, casi dos meses de rehabilitación trotando suavemente y con un miedo terrible a caerme, hasta que empiezo a participar en carreras más que para competir para comprobar que puedo acabarlas dignamente y sin demasiado sufrimiento, así que me inscribo en Las Fuentes Blancas de Omaña, que acabo andando desesperado por el calor y el asfalto, Cueto del Osoen Palacios del Sil donde casi me congelo por el frio y la niebla, acabo bastante fuerte o eso me parece a mí, ya que era una bajada muy rápida, Villalfeide - Polvoreda mi favorita, empiezo muy conservador pero a medida que avanza la carrera me voy encontrando con mejores sensaciones, acabo sensacional para mi estado de forma, Transvaldeonica en Posada de Valdeón, voy con intención de intentar disputar en mi categoria, y empiezo todo lo fuerte que puedo ya que me cuesta mucho calentar, pero al coronar Collado Jermoso el estomago me juega una mala pasada y no me deja correr en sitios como la Vega de Liordes donde pierdo un tiempo precioso, me voy recuperando poco a poco pero aun así no puedo mantener un ritmo vivo en la bajada final, a pesar de todo inesperadamente pillo el tercer puesto del podium, con un discreto tiempo de 4 h 16 m y para finalizar el objetivo secundario que me había marcado para motivarme después de tener que renunciar a La Travesera, y que fué el desafio del Oso en Pola de Somiedo, 100 km que quedaron reducidos a 80 km por la tardía y creo que mal intencionada protesta, ya que esta carrera llevaba anunciada como mínimo seis meses, del Fapas que parece ser que su función es proteger al oso, aunque a veces deberíamos preguntarnos si existe alguien que se encargue de proteger a las personas, sobre todo a las que viven por esas zonas, centrándonos en la carrera que es lo que nos interesa, resultó ser una prueba más dura de lo esperado y muy bonita, con un buen ritmo desde el principio, siempre pensando que el entrenamiento no había sido el adecuado, conseguí mantenerlo quitando los típicos bajones de estas pruebas, hasta finalizar en unas dignas 13 h y 26 m consiguiendo el 5º puesto de mi categoria. Con esto doy por finalizada la temporada, para volver a comenzar en noviembre con la mítica prueba de asfalto Behobia - Donostia, sobre todo para acompañar al grupo de entrenamiento de León Corre y si de paso bajo mi mmp, bienvenido sea, aunque intentaré mejorar la velocidad durante este periodo, si el tiempo lo permite acometeré el Anillo del Vindio que no pudimos culminar el año pasado.


Desafio del Oso


Villfalfeide - Polvoreda


Transvaldeonica

Cueto del Oso

Antes de acabar esta entrada quiero hacer un par de reflexiones o críticas que intento que sean constructivas en el caso que las lean los organizadores de las carreras, algunos de los cuales como esto está de moda, se meten en un berenjenal por desconocimiento o por no dejarse asesorar por alguien que sepa de que va el tema, aquí lo único que cuenta es sacar la carrera como sea. Pero lo que me ha acontecido este verano, ha ocurrido en carreras contrastadas y con solera, no es de recibo que en una prueba con la antigúedad de los Aquilianos, avises en el avituallamiento para que tengan preparada la ambulancia por la luxación y que cuando llegues después de una hora andando con unos dolores tremendos, tengas que esperar casi otra hora a que llegue un policía local de Ponferrada, al que por supuesto estaré eternamente agradecido por su voluntad ya que no tenía ninguna obligación, con un todoterreno bastante destartalado, debe ser que el presupuesto del Ayuntamiento está por los suelos, y cuyo asiento me lanzaba en cada curva de un lado para otro, pensé que el hombro se me iba a salir por la ventana, para finalizar me llevaron al hospital comarcal y menos mal que la administrativa hizo la vista gorda porque al ser una prueba deportiva no les correspondía a ellos atenderme y evitó que me pasaran la factura que me correspondia pagar y hacersela llegar la Federación con todo el papeleo y explicaciones que eso podía conllevar.
El otro tema sucedió en La Travesera, pero pudo haber pasado casi en cualquier carrera porque la mayoría tienen el mismo reglamento, aunque en esta estaba bastante escondido y no es más que el articulito donde si anulas la inscripción hasta una fecha te soplan el 50% de la misma y si es más tarde el 100% y les da igual que puedas presentar el parte de baja, de accidente o de lo que sea, el caso es que te trincan la pasta y como le dije al organizador me parece un atraco a mano armada y cuando le amenacé con enviar un escrito de protesta al club y a la federación que apoyaban esa carrera, me dijo que no me molestase que estaba en la directiva de los dos estamentos, bueno aún así no lo tengo descartado del todo porque creo que esto es un abuso que no debemos permitir los corredores y sobre todo cuando tienen listas de espera a los que les va a cobrar la inscripción completa.
 Y como siempre aquí os dejo una muestra exótica de los 70, Redbone un grupo de indios americanos  creo que descendientes de los sioux y que alcanzó bastante éxito con este tema Reina Bruja de Nueva Orleans           

Redbone - The Witch Queen of New Orleans - por mimivar83

3 comentarios:

A de la Mata. dijo...

Bienvenido Yeti. Me alegro que vayas afinando. Ahora que tienes tiempo, aprieta y que la suerte te acompañe. Un saludo. A de la Mata.

Ochobre 34 dijo...

Me alegro de verte de vuelta Yeti.

El próximo año y muy a mi pesar, me temo que no compartiré contigo más que los metros iniciales de las carreras en las que coincidamos, porque con las ganas que tienes actualmente y el tiempo del que dispones, es muy probable que des un importante salto cualitativo.

Nos vemos corriendo,

VICTOR SARMIENTO JUAN dijo...

Qué bien, yeti... nos vemos!!sl